De entre las sombras

De entre las sombras surgen fantasmas. La lluvia lame con desidia la fría superficie de mármol de una lápida sin nombre. Las flores se marchitan al socaire del olvido de quien jamás escuchó de unos labios las palabras “te quiero¨. Bajo la hierba, la nada crece tan rápido como un jadeo. Una paloma de pico irisado picotea la fuente anunciando la llegada del monstruoso invierno. Nunca jamás. Moho bailando sobre la cubierta de un pequeño velero encerrado en un garage que llora lágrimas dulces porque añora el mar. Corales muertos pintados de rojo. Tardes calurosas encadenadas por el recuerdo de La Habana y olas que vuelven y noches que van y besos que llegan y caricias que resurgen de las yemas de los dedos. Azul y blanco. Cielo y espuma. Sentido lindando con deseo. Almas herrumbrosas. Bellas ánforas durmientes eternamente jóvenes. Océano y bahía. Ilusión y alegría. Quisiera ahora escuchar las otras sirenas, las que aceleran el pulso, las que anuncian la muerte. Tempestad en un vaso de whisky y cigarrillos y dos hielos y una mirada que destruye y una sonrisa que se alarga. Claridad vespertina. Anuncio de alborada. Primeras dunas. Primeros golpes. Son los granos de arena del apremiante tiempo que arriba, una y otra vez, al puerto de donde zarpa el infinito. Hija de la brisa, hijo del pensamiento. De entre las sombras surge la vacuidad de un instante y la frustración de un pensamiento.

Desco71

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: